40 años del Episodio V: BEN BURTT

Hace pocos días, la escritora y periodista Kristin Baver rindió homenaje a Ben Burtt en uno de sus artículos en la página oficial de Star Wars.

Si quieres saber más de la entrevista y las anécdotas de Ben Burtt haz click AQUÍ para leer el artículo de Kristin Baver.

Y es que se unen dos factores indispensables para una inspiración que de como fruto un artículo de la calidad a la que acostumbra la fanática y periodista: El 40 aniversario de El Imperio Contraataca, y la magia de Ben Burtt, que ha dejado un eco que aún reverbera y fluye por el paso de las generaciones hasta deslizarse, grácilmente, a las puertas de nuestra década.

Quizás muchos desconocen de su existencia, pues inevitablemente aceptamos que los fans de la saga infunden su tiempo generalmente en detalles de otros ámbitos más llamativos, pero igual de importantes. Sin embargo es más que necesaria la mención a este genio que nos ha traído sonidos tan característicos a nuestras vidas a través de una galaxia muy, muy lejana. Y lo ha hecho con sonidos y objetos versados en la cotidianidad, transformándolos en algo muy diferente. Pero que, seguro, todos seremos capaces de reconocer.

¿Nutrias marinas para crear tauntauns? ¿Una bañera llena de mapaches para los sonidos salvajes del inquietante planeta de Dagobah? Más de mil elementos de audio de todo tipo crearían la biblioteca de efectos de audio de Lucasfilm y Skywalker sound. Los cuales perduran hasta las secuelas.

 

 

Creando magia

De las primeras criaturas que vemos y llaman nuestra atención en El Imperio Contraataca es el tauntaun. Si bien esta criatura era muy necesaria en Hoth para la movilidad debido a que el combustible se congelaba ante las bajas temperaturas del planeta, desde la producción quisieron que no fuera únicamente apariencia la parte significativa de esta (por entonces) nueva criatura en pantalla. Y aquí es donde entra la mano de Burtt:

“La nutria marina tenía un graznido muy agudo, y con esto casi que parecía que estuviera hablando. Disminuí la velocidad y se convirtió en un excelente Tauntaun”

También cuenta que el nombre del animal era Mota. Un dato irrelevante, pero que le pareció divertido anotar en uno de sus cuadernos de notas de la época que pasarían a la posteridad.

 

Orígenes

Burtt nació en una familia plagada de científicos. En un primer momento rondando los 70, Burtt se enfocó en el diseño de sonido pero no de forma vocacional como tal, sino para finalidades académicas. De hecho, alegó en más de una ocasión que a priori tenía le intención de ser profesor de ciencias.

“Fui criado en una familia de científicos. Notas y más notas… batas de laboratorio… Yo era un estudiante de física en la universidad, no habría pensado que estaría haciendo entrevistas 40 años después.”

Pero Burtt era una persona muy creativa, y comenzó a dedicar todas sus energías y toda la pasión que le caracterizaba en capturar sonidos, además de informarse y nutrirse en la base de los sonidos y su creación y uso en el cine. 

“Siempre estuve muy interesado en la historia de los efectos de sonido en Hollywood en general. Todo esto fue lo que me llevó a mi carrera. Descubrí que había mucha información que no había sido almacenada. Hay muy poco material detrás de las escenas…”

Y es que antaño, en la década de los 30 y 40 en el cine, Burtt dice que el sonido no era lo suficientemente importante como para documentarse o guardarse como un registro. Además de que a los estudios les gustaba mantener sus métodos en secreto. 

La oportunidad de Lucas trayendo consigo esta tan amada galaxia por todos, fue una oportunidad de oro para Burtt, quién vio cómo podía soñar, imaginar y crear efectos totalmente auténticos para un mundo totalmente nuevo.

Las expectativas que se movían alrededor de El Imperio Contraataca eran un auténtico desafío. La carga que todos llevaban sobre sus hombros con el lanzamiento de esta película no era, ni de lejos, las que habían sentido con la creación del Episodio IV

“En la primera película todos éramos inocentes, hicimos una película que queríamos ver nosotros mismos.”- Aseguró Burtt.- “Y a pesar de que había mucho estrés para hacerlo, éramos jóvenes y vigorosos, ¿qué teníamos que perder? No había una reputación que mantener, y nadie pensó si quiera, que la habría luego”. 

Pero con El Imperio Contraataca fue diferente.

 

“Ahora todos estábamos definidos como genios galardonados… Fue una especie de cálculo para sobrevivir, porque habían muchas expectativas para volver a hacerlo. La lección que aprendes es que realmente no puedes volver a hacer la primera película de Star Wars”

Lucas imaginó una película grandiosa, con escapadas a planetas donde los espectadores podrían vislumbrar una auténtica Odisea, desde los áridos páramos helados de Hoth, repleto de criaturas nativas y At-Ats pisoteando la nieve, hasta la belleza de Bespín, una ciudad entre las nubes. Hasta Dagobah, un hogar pantanoso y humilde. Las mentes de Industrial Light & Magic trabajaban en efectos visuales nunca vistos para la época, y Burtt no podía quedarse atrás.

Se reunió una enorme cantidad de sonidos que, obviamente, no pudieron ser añadidos en su totalidad a la película. Pero eran más que necesarios. Burtt creó sonidos para la primera película de Star Wars, A New Hope, debido a que no tenían una biblioteca básica de sonidos para poder ser usados más tarde. Sonidos del estilo de incendios, choques, pasos, animales, viento… 

Es por ello que esto se intentó mejorar en El Imperio Contraataca y añadieron un sinfín de categorías. Lucasfilm necesitaba una biblioteca para su universo con todo tipo de sonidos que serían recurrentemente usados de cara al futuro: Puertas, climas, agua… La lista fue tan grande que incluso muchos de los sonidos recopilados se usarían en Indiana Jones. El presupuesto fue grande debido a que muchos sonidos y la captación de los mismos requerían de viajar. 

Gary Kurtz, el productor de la película, habla de viajes que fueron necesarios para la obtención de estos sonidos. Por ejemplo, para grabar el sonido de un oso, deberían de viajar a Washington al zoo, o a Oklahoma para registrar la demolición de un edificio. Y así con mucho más. Todo esto fue considerado por Lucasfilm como una inversión de futuro.

 

Dagobah

Burtt había pensado en un mapache para el sonido chirriante de Dagobah. Eso sí, a una velocidad relentizada. Dagobah fue un planeta al que le dedicaron un especial cariño y es que tal y como dice el propio Burtt:

“Queríamos que Dagobah estuviera lleno de vida fuera de la pantalla; vida que básicamente no viste”

“Era completamente invisible. Estaba debajo de las hojas o debajo de la corteza.. incluso en los árboles”

 

Entre los sonidos de la mezcla había pájaros carpinteros del bosque de Redwood, una bomba de agua manual anticuada y pájaros grabados en el aviario del zoológico de San Francisco. Aunque los zoológicos habrían sido un recurso recurrente, realmente no lo fueron. Burtt los señalaba de demasiado ruidosos y ello, junto con los humanos, eran un constante impedimento para capturar audio de forma aislada. 

Las anécdotas vuelan en la obtención más rudimentaria de sonidos. Desde encerrar a mapaches en una bañera vacía, hasta introducir chimpancés en una oficina para la captación de sonidos en un sitio tranquilo. La carrera de Burtt ha tenido momentos que él mismo relata como reseñables, tiernos y divertidos. 

Una constante mezcla de sonidos de animales fueron diseñados, ideados y probados para aparejarlos al rancor, al wampa, y al resto de criaturas que seguirían apareciendo (incluso no visiblemente) en pantalla. 

 

Bestias mecánicas, AT-AT

Ralph McQuarrie ya había retratado cómo serían las enormes bestias mecánicas en Hoth, los AT-AT. Ahora quedaba qué crear para acompasar con la imagen tan cruda que mostraba el propio arte de McQuarrie.  Reunió muchos sonidos individuales que servirían para generar la mezcla: Intentaba crear articulaciones chirriantes. Grabó un contenedor de basura frente a su casa.

La mayoría de sonidos más característicos están hecho de las formas más inesperadas.

Cada paso es un abismo de trabajo, para un resultado que no resulta indiferente para nadie. ¿Queréis saber un poco más de mano del propio Ben Burtt? 

Os dejamos algo más de material si el tema os interesa y queréis profundizar en ello. 

 

[contar][/contar]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.