No cabe duda que el 2020 ha sido un año muy difícil para todo el mundo, mayormente por la pandemia por la que estamos pasando, pero, ¿sabías que en el universo de Star Wars también ha habido pandemias a causa de algunos virus? En esta ocasión les hablaré de el virus Krytos.

En el año 7 después de la Batalla de Yavin, durante la Guerra Civil Imperial, la Nueva República tomaba el control de más y más sistemas, y era inminente que tomaran el control de Coruscant.

Coruscant, sede de la Republica, el senado galactico y el templo Jedi
Coruscant, sede de la República, el Senado Galáctico y el Templo Jedi

Ysanne Isard, Directora de Inteligencia Imperial liberó el virus en Coruscant para dividir la opinión pública y la aprobación que tenía la Nueva República, pues éste atacaba a la mayoría de los alienígenas. Los humanos eran inmunes, por lo que causó un gran disgusto en la población alienígena, que creía que el personal humano de la Nueva República no se esforzaba para contener el virus.

¿Pero que hacía el virus?

Después de 12 días de incubación, el virus se comenzaba a reproducir en las células del huésped, destruyéndolas una a una, en un proceso que resultaba ser muy doloroso. Los síntomas exteriores incluían fatiga, manchas y resequedad en piel y boca. Conforme avanzaba la piel se cortaba, lo que derivaba en sangrado (que era altamente contagioso) y demencia. En consecuencia la piel se caía, la carne se desprendía de los huesos y el huésped moría, sintiendo todo el dolor de cada etapa, pues las células receptoras de dolor no eran afectadas.

Ysanne Isard, Directora de Inteligencia Imperial

El virus fue creado por el oficial imperial Evir Derricote, y era altamente contagioso, tanto por contacto como por el suministro de agua, lo que causó el disgusto de Ysanne Isard, pues no se contagiaba mediante el aire, por lo que no sé propagaba a la velocidad que a Isard le hubiera gustado, aún así la capacidad de contagio era muy alta.

¿Cómo se trataba?

Principalmente se trataba con bacta en grandes cantidades, lo que hacía muy caro el tratamiento, y no había manera de prevenir el contagio, si era tratado en fases avanzadas era muy probable que el huésped terminara necesitando de prótesis cibernéticas.

El Bacta era utilizado para la mayoría de lesiones físicas

El Rylca

Eventualmente se encontró una forma más eficiente de tratar el virus y era mediante la combinación del bacta con una forma de vida llamada Ryll, del planeta Ryloth. Esto derivó en la cura llamada Rylca, fabricada por Biotica de Alderaan.

Estos datos son tomados de la serie de novelas X-Wing de Michael A. Stackpole

Como mencioné, no es el único caso en el universo de Star Wars dónde ha habido una contingencia por culpa de algún virus, pero si es una de las más llamativas, así que a futuro tal vez les hable de algún otro. Sin más por el momento me despido, no olviden lavarse las manos, usar cubrebocas y mantener una sana distancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.