Coruscant: el centro de la galaxia

Antes de empezar, es necesario aclarar que todo este artículo está basado únicamente en el material del canon de Disney. En otro futuro artículo, quizás, se podría plantear hacer un repaso a la historia del planeta en el Universo Expandido.

 

Todo el planeta es una gran ciudad

 

Coruscant | StarWars.com

Coruscant apareció por primera vez en pantalla en la edición especial de 1997 del Retorno/Regreso del Jedi. El concepto del planeta, aun así, surgió en la concepción de la trilogía original, en la que George Lucas ideó la capital imperial bajo el nombre de Had Abbadon. Eventualmente, el nombre cambiaría a Coruscant gracias al libro «Heredero del Imperio» en 1991.

Este mundo, llamado Centro Imperial en el cénit del poder del Emperador Palpatine,  ha sido considerado y es considerado el “centro” de la galaxia devido a diversos factores:

En primer lugar, es una ecumenópolis, es decir, una única y masiva ciudad cubre todo el planeta. Esto se debe a su agitada y rica historia, siendo el supuesto lugar de nacimiento de la humanidad en la galaxia de Star Wars.

Por otro lado, se encuentra justo al final de varias rutas comerciales e hipervías muy importantes, por lo que no es de extrañar que comenzara a expandir su influencia desde bien temprano. Concretamente, está localizado en la región galáctica conocida como el «Núcleo». Como su propio nombre indica, está ubicado cerca del centro geográfico de la galaxia, próximo al masivo agujero negro de su corazón.

Su localización estratégica, que fuera el hogar de la humanidad y su intensa vida ha logrado que sobrepasase a sus mundos rivales (otras ecumenópolis) y se alzara como el centro indiscutido de la política y la economía galáctica.

Para tiempos del Imperio, Coruscant albergaba a más de un trillón de habitantes, residiendo allí seres de miles de especies diferentes. Aun así, y sobre todo en tiempos del Imperio, la especie dominante era la humanidad.

Perdió su condición de capital tras la victoria de la Nueva República sobre el Imperio. El modelo por el que optaron estos fue el de una capital rotatoria, ofreciendo la posibilidad de que más planetas tuvieran voz en los problemas galácticos. En tiempos del conflicto de la Resistencia con la Primera Orden, la capital era un planeta similar a Coruscant llamado Hosnian Prime.

 

Lugares emblemáticos

Coruscant era un planeta relevante también por albergar una serie de edificios emblemáticos  para la galaxia.

El Senado Galáctico

Senate Building | Wookieepedia | Fandom
El edificio del Senado era uno de los lugares más importantes de la galaxia.

Para empezar, el edificio del Senado Galáctico (con una altura desde los cimientos hasta la cúpula de unos dos kilómetros) era el lugar de reunión de los miles de representantes pertenecientes a la República y, por un tiempo, al Imperio.

Siendo la cabeza del distrito del Senado, estaba en la región más “céntrica” o “principal” de la ecumenópolis. Aparte de la cámara de representantes, las oficinas de estos también se encontraban en el mismo edificio. En los alrededores, los senadores se alojaban en una serie de titánicos rascacielos, en una muestra de poder, influencia y, sobre todo, estatus.

El estatus, en una sociedad cosmopolita como la de Coruscant, era algo esencial para las clases altas. Tanto políticos como funcionarios de alto nivel centraban sus esfuerzos en establecer una buena red de contactos y de construir una imagen que les beneficiara en sus intereses. Este mundo era, también, la capital de la corrupción de la galaxia, surgida, en mayor o menor medida, por los siglos de paz continuada.

El statu quo no cambiaba y las formas se mantenían inalterables. El poder se iba centralizando cada vez más en Coruscant y los demás planetas perdían lenta, pero inexorablemente, su capacidad de influenciar las decisiones en el Núcleo. Este panorama político fue el ideal para que alguien como Palpatine se hiciera con el poder.

 

El Templo Jedi

5 Fascinating Facts About the Jedi Temple | StarWars.com
La sede de la Orden Jedi desde tiempos inmemoriales

Otro edificio icónico del planeta era, indudablemente, el Templo Jedi. Antiguamente, el lugar en el que posteriormente se construiría el templo se consideraba un lugar santo. Miles de seguidores de la fuerza rendían pleitesía a esta especie de santuario, localizado en lo alto de una montaña.

Este lugar era poderoso en la fuerza, siendo irradiado de energía por la misma. En algún punto, los Sith conquistaron el mundo y erigieron un altar, que permaneció allí hasta que los Jedi volvieron a tomarlo. Aun así, los Jedi, sin que ellos estuvieran al tanto, dejaron sin derruir parte del altar Sith.

Por ello mismo, la energía oscura de la antigua presencia Sith siguió rodeando a los Jedi durante milenios, nublando su visión y entorpeciendo su uso de la fuerza. Los efectos de este gran error se hicieron más que evidentes en tiempos de la caída de la Orden Jedi: Durante más de una década, primero en paz y luego en guerra, los Jedi eran incapaces de presentir la presencia de un Lord Sith delante de sus narices.

Imperial Palace | Wookieepedia | Fandom
El Palacio Imperial

Tras la caída de la Orden Jedi, el templo pasó a ser el Palacio Imperial, lugar de residencia del mismísimo Emperador. Palpatine decidió reformar totalmente el edificio, despojándolo de toda reminiscencia a los Jedi y a su Orden. Desde entonces, y hasta la caída del Imperio, gobernó la galaxia directamente desde allí.

 

 

Los niveles bajos y el «submundo»

Coruscant Underworld" // Star Wars 1313, Game Concept Art (game ...
El fin de una apertura que desembocaba al Nivel 1313 (arte conceptual del videojuego cancelado del mismo nombre)

Más que un sitio icónico o emblemático, los niveles bajos eran una realidad que la mayoría de la población tenía que sobrellevar. Coruscant estababa dividido en niveles, desde el Nivel 1 (el más bajo y totalmente inhóspito), hasta el Nivel 5127 (el último de ellos y donde vivía la élite del planeta). Si bien, el nivel más alto es en el que pensamos cuando hablamos de Coruscant, era solo la punta del iceberg del verdadero mundo que se escondía tras el escaparate de riquezas y excesos.

A lo largo de Coruscant había una serie de aperturas o portales que funcionaban tanto como para ventilar los niveles bajos como para acceder a los mismos. Tenían un tamaño destacable, siendo lo suficientemente anchos como para dejar pasar a varias naves a la vez. A medida que se descendía a través de ellos, el nivel y calidad de vida empeoraba hasta la más absoluta miseria.

De hecho, este «submundo» era conocido por el contrabando y el crimen organizado. A diferencia de los niveles más superiores, la luz solar brillaba por su ausencia, teniendo que ser iluminado por luz artificial. Los transportes preferidos entre niveles eran los trenes y similares, mientras que los aerodeslizadores o, en general, los medios  que se movieran por el aire no eran muy utilizados por razones más que evidentes.

Y es que había niveles donde la población vivía en habitáculos abarrotados, uno al lado de otro y sin apenas lugar para desenvolverse o vivir. Algunos niveles, por otro lado, eran más anchos que otros, llevando a sus habitantes a condiciones paupérrimas. También se conocía de niveles donde el aire no era completamente respirable, normalmente debido a la contaminación y sustancias tóxicas. A diferencia de los niveles inferiores, en los niveles superiores, más ricos, el aire se filtraba mediante eficientes instalaciones ausentes en los bajos fondos.

coruscant underworld police | Star Wars Amino
Dos policías en tiempos de las Guerras Clon

Para paliar las consecuencias de estas tensiones sociales y el crimen organizado, la policía coruscanti tenía una presencia reseñable. Igualmente, era insuficiente para garantizar la seguridad de los ciudadanos, sobre todo en los niveles más bajos, donde las fuerzas de seguridad ni se atrevían a ir.

Se sabe que, en tiempos del Imperio, el Emperador utilizó los bajos fondos para desterrar a los disidentes políticos y a grupos hostiles hacia su mandato. Esto era útil por dos extremos: por un lado, se estaba lo bastante aislado como para no poder ocasionar problemas en la superficie y, por otro, se les tenía suficientemente cerca como para poder controlarlos.

 

La Bestia Zillo: el titán de Malastare

The Zillo Beast
El Ejército de la República buscando aturdir a la Bestia Zillo.

La Bestia Zillo era una especie de reptiles gigantes (con 97 metros de longitud) pertenecientes al planeta Malastare. Se creía que eran semi-sapientes y sembraron el terror por el planeta hasta que los más numerosos Dug consiguieron llevar a las Bestias a la extinción. O eso se creía.

Durante las Guerras Clon, en la Batalla de Malastare, una bomba de electro-protones de la República Galáctica despertó a una de estas Bestias. Para entonces, el consenso en toda la galaxia era que no quedaba ningún especimen con vida. Los Dug, a cambio de ratificar el tratado por el cual la República podría acceder al combustible del planeta, forzaron a las fuerzas republicanas a derrotar al gigante.  El ejército clon presente consiguió aturdirlo, satisfaciendo la exigencia de los nativos del planeta.

You Seek Knowledge: Why the Zillo Beast may be VERY Important to ...
La Bestia en Coruscant

Decididos a estudiarlo, transportaron el cuerpo a Coruscant. El Canciller Supremo Palpatine buscaba utilizar las propiedades de sus escamas (su dureza e impenetrabilidad) para reforzar la maquinaria de guerra republicana. La Bestia Zillo, sintiendo las oscuras intenciones de Palpatine, se resistió a la sumisión y se escapó de las instalaciones donde estaba encerrado, causando estragos por la megaciudad.

Hizo falta la asistencia de los Jedi para vencerla. Finalmente, fue rematada por dos cañoneras LAAT cargadas con gas venenoso. Su cadáver se seguiría utilizando posteriormente con diferentes finalidades, incluso la de la clonación. Lo que se hiciera con los restos de este titán tras las Guerras Clon es todo un misterio, pero conociendo a Palpatine las posibilidades son a cada cual más tenebrosas.

Este fue, sin duda alguna, uno de los capítulos más bizarros de la historia de Coruscant.

 

¿Toda la superficie estaba cubierta?

Si bien el consenso ha sido que Coruscant es un ejemplo perfecto de ecumenópolis, su arcología no cubre totalmente todo el planeta. Más de un siglo antes de la Batalla de Yavin, los B’ankora perdieron su planeta tras un cataclismo.  Tras pedir auxilio a la República, el Canciller en ese momento, Chasen Piian, accedió a cederles un pequeño espacio en el planeta para que pudieran construir un refugio.

Estaba construido con materiales bastante rudimentarios, creando una antítesis con las grandes urbes y edificaciones del resto del planeta. Allí vivieron en paz durante un siglo hasta que, con el auge del Imperio Galáctico, fueron forzados a marcharse a otro mundo. El Nuevo Orden buscaba llevar a cabo experimentos en aquel lugar relacionados con un nuevo «superarma».

Los B’ankora fueron movidos a un planeta llamado Parau VI. Este era un mundo en su última etapa de vida localizado en el Borde Medio. Desgraciadamente, y debido a las consecuencias de las políticas imperiales, este pueblo acabó desapareciendo.

 

¿Coruscant en el Episodio IX?

Por todo lo que sabemos, la capital de la galaxia podría haber aparecido en la última entrega de la saga.

https://images2.imgbox.com/d8/06/v7miafMF_o.jpg
R2 y C3PO entre los suburbios ruinosos del planeta

En el guión de Colin Trevorrow, Coruscant tenía una papel pivotal. Ocupado por la Primera Orden y en un estado de decaimiento y cuasi ruinas, habría sido bastante diferente a la versión que obtuvimos de las precuelas. Mucha parte de la trama transcurriría allí, dándose ejecuciones públicas, una autoridad férrea de los sucesores del Imperio, una revolución liderada, entre otros, por Finn…

Una visión interesante de un escenario que pocas veces hemos visto fuera de su aspecto inmaculado y próspero. Esperemos que en materiales futuros podamos ver el estado de Coruscant tras la victoria final de la Resistencia.

Star Wars: Kylo Ren mira a los lobos espaciales en el arte ...
Kylo Ren en el Templo

En una de las versiones tempranas del guión de J. J. Abrams, Palpatine iba a estar escondido en Coruscant en vez de en Exegol. Kylo Ren se aventuraría en el planeta, encontrando un mundo desolado en lugar de las prósperas metrópolis de antaño. Allí, entraría en el Templo Jedi (teniendo que combatir con unos lobos guardianes) con el objetivo de encontrar al viejo Emperador.

En cierto modo, que Palpatine hubiera elegido el antiguo santuario de los Jedi como refugio sería bastante irónico, propio de su personaje incluso en ese estado. Por otro lado, ver a un Coruscant desolado e inhóspito en pantalla sería chocante para los fans. También aportaría a la «rima» que sugería George Lucas empezar y terminar la saga en el mismo planeta, intercediendo actores de las tres trilogías. De lo que no cabe duda es que habría sido curioso de ver.

 


 

Hasta aquí el artículo sobre Coruscant. Es uno de los planetas más interesantes de toda la galaxia de Star Wars y, personalmente, me muero de ganas de conocer su historia en el canon. Con la Alta República, es más que probable que aprendamos un poco más de él.

También, y con esto acabo ya, que es hora, me gustaría saber cuál es su futuro después de la Primera Orden. Lo único que sabemos ahora es que se rebeló contra su dominio, como muchos otros planetas. ¿Volverá a ser la capital de algo? ¿La Nueva República surgirá? ¿Qué tipo de políticas seguirán los nuevos gobiernos? ¿Por qué no he hablado del restaurante de Dex en el apartado de «lugares emblemáticos»? ¿Por qué escribo artículos tan largos?

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.