Star Wars Episodio III: La Venganza de los Sith [Videojuego]

,,

La trayectoria de LucasArts desarrollando videojuegos dentro de la franquicia de Star Wars es más que conocida. La empresa, fundada en 1982 por el propio George Lucas, trabajó de forma ininterrumpida creando contenido para diversas plataformas (Nintendo, PlayStation, etc) hasta su cierre en 2013, y de nuevo en la actualidad tras su reapertura en 2017 de la mano de Disney. De sus estudios han visto la luz numerosos juegos muy conocidos y apreciados por la comunidad de fans, entre los que podríamos mencionar los primeros Battlefront, Star Wars: The Force Unleashed, el archiconocido de culto Knights Of The Old Republic o el MMORPG Star Wars: The Old Republic.

 

Año 2005. La empresa lanza al mercado «Star Wars Episodio 3: La Venganza de los Sith»

Carátula del videojuego en su versión para Xbox.

En consonancia con la película homónima que concluiría con la trilogía de precuelas, LucasArts lleva al público el videojuego junto con Ubisoft. No era el primer intento de hacer un videojuego basado enteramente en uno de los largometrajes, pero sí que fue probablemente el que obtuvo mejores resultados hasta entonces. Se trata de un hack and slash del que podríamos encontrar una imagen especular en los videojuegos lanzados por Electronic Arts basados en la trilogía del Señor de los Anillos para las mismas plataformas.

El videojuego sigue los acontecimientos de la película en un total de 17 niveles acompañados por un total de 12 minutos de escenas extraídas de la película. A lo largo de estos niveles alternaremos el control de Anakin Skywalker y Obi Wan Kenobi y nos enfrentaremos a multitud de adversarios, desde droides de combate de la Federación de Comercio hasta los caballeros jedi del Templo de Coruscant, así como varios jefes finales. De forma alternativa el juego cuenta con un modo de combate para dos jugadores donde cada uno toma el control de un personaje del videojuego (Anakin, Obi Wan, el Conde Dooku, el General Grievous…) y se enfrentan entre sí.

 

El videojuego cumple las expectativas

Aunque el juego no revoluciona el género ni plantea novedades al estilo, se nota que LucasArts cuidó con mayor detalle algunos aspectos que restaban calidad a entregas anteriores y logró con ello confeccionar un resultado más que decente. El sistema de combate y jugabilidad es similar al de otros juegos ya mencionados, pero los poderes de la Fuerza y algunas interacciones puntuales lo hacen más diverso y nos aleja de la monotonía de tener que pulsar únicamente un botón.

A nivel gráfico podemos destacar la calidad de los modelos de los personajes y las animaciones, de buen nivel para la época. El sonido está también francamente logrado, aunque en un juego que tan sólo ha sido subtitulado al español sorprende que las voces de Obi Wan y Anakin no se correspondan con las de los actores originales, sino que están dobladas por otras personas. Por lo demás el juego cuenta con una gran variedad de efectos sonoros típicos de la saga y con la música original de John Williams. Un dato interesante es que el juego cuenta con un final alternativo más que curioso, que no desvelaremos para aquellos que deseen vivir la experiencia por sí mismos.

Anakin utilizando los poderes de La Fuerza contra un droide de combate.

Conclusión

El título cumple con su objetivo y es, como mínimo, entretenido. Quizá los puntos negativos más notorios sean la ausencia de un doblaje más cuidado. Además de la curva de dificultad de los niveles, que resulta bastante irregular, así como su corta duración (5 y 6 horas). Por lo demás estamos probablemente ante uno de los juegos de acción de Star Wars mejor hecho de su época. Pese a tener ya 15 años, ha envejecido muy bien y debe sin duda formar parte de la colección de cualquier fan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.